La oferta de empleo médico en el extranjero asciende a casi 400 puestos en países como Reino Unido e Irlanda

El inglés médico, vía para que España tenga un papel destacado en la comunidad médica mundial

  • Entender y escribir correctamente el inglés médico permitirá a los facultativos nutrirse de la literatura científica y la docencia internacional, publicar en inglés, intercambiar ideas con otros profesionales y participar en sociedades científicas internacionales, y puede evitar errores médicos que pongan en peligro la reputación del turismo sanitario
  • La Oficina de Promoción de Empleo Médico de la OMC ha gestionado ya 1.700 ofertas de trabajo a las que se han presentado 350 facultativos, de los cuales 35 ya han logrado un puesto de trabajo en el extranjero

Madrid, 2 de julio de 2015.- Entender y escribir correctamente el inglés médico posibilitará que España tenga un papel destacado en la comunidad médica mundial, ya que sólo de esta manera los médicos españoles podrán nutrirse de la literatura científica y la docencia internacional, asistiendo a cursos en el extranjero y aprendiendo de los mejores maestros; aportar a la ciencia publicando en inglés; intercambiar ideas en congresos y debatir con profesionales de otros países; y participar en sociedades científicas internacionales como miembros activos y directivos.

“Para participar en una sociedad científica internacional, hay que dominar el inglés oral. Por un lado, entenderlo que, aunque parezca relativamente sencillo, no lo es tanto y pocos médicos lo hacen al 100 por ciento. Y por otro, hablarlo a un nivel que, si bien no tiene que ser tan alto como para la docencia, debe ser suficiente para ser efectivos”, explica la doctora Isabel García Gimeno, directora de Spanish Doctors, el curso de medicina en inglés avalado por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC) y acreditado con 9,1 créditos al trimestre por el Sistema Nacional de Salud.

Los médicos españoles cada vez pasan más tiempo en el extranjero, aprenden de la práctica médica o investigadora de otros países y colaboran en proyectos internacionales. Además, en esas estancias internacionales el médico español aprende, pero también puede enseñar y hacer de embajador de la Medicina española. “Es por ello que debe tener un alto nivel de inglés médico, ya que estas estancias deben ser cada vez con más frecuencia un componente habitual del desarrollo profesional de los médicos españoles”, señala la Dra. García Gimeno.

 

Médicos emigrantes

Por otro lado, el inglés médico también se convierte en fundamental para ejercer la profesión en el extranjero. La tasa de facultativos españoles que cruzan la frontera para ejercer fuera va en aumento para paliar la situación de precariedad y desempleo del colectivo médico en España.

La Oficina de Promoción de Empleo Médico (OPEM), puesta en marcha a principios de 2014 bajo el paraguas de la Fundación para la Protección Social de la OMC, ha gestionado ya más de 1.700 ofertas de trabajo a las que se han presentado 350 facultativos, de los cuales, 35 han obtenido un puesto de trabajo y un futuro laboral en el extranjero en condiciones garantizadas por la OPEM.

En estos momentos, la OPEM cuenta con una oferta de casi 400 empleos médicos por todo el mundo. Entre los países más demandantes de médicos españoles, están el Reino Unido e Irlanda, junto con Dinamarca, Dubai, Arabia Saudí, Luxemburgo, Alemania, Francia e Italia.

“Para acceder a estos puestos de trabajo, el nivel de inglés de los médicos debe ser alto en todos los apartados: deben entenderlo, hablarlo y escribirlo, pero además hay que añadir un sub-lenguaje para el que es difícil prepararse, el inglés de los pacientes”, advierte la directora general de Spanish Doctors.

Pacientes extranjeros

Pero no hace falta emigrar para tener presencia internacional. Muchos pacientes extranjeros viajan expresamente a España para ser tratados. “España se podría convertir en la Houston de Europa, y eso sí que sería tener presencia internacional”, asegura la Dra. García Gimeno, pero, matiza, “la responsabilidad de ver pacientes que no hablan español es exigente. Por lo general serán anglohablantes o se usa el inglés como lengua común, y ésta se utiliza no sólo con los pacientes sino con los profesionales de origen que los atienden antes y después del tratamiento”.

Según la directora de Spanish Doctors, cualquier médico español, aun teniendo un nivel alto de inglés, sí necesita aprender inglés médico porque muy pocos dominan este subidioma. “Aunque muchos crean que con lo que saben se apañan bien, probablemente no sea cierto, porque el inglés médico tiene truco. Por eso, aunque todos tenemos mucho inglés médico que aprender en España, no lo hacemos lo suficiente”, insiste.

La Dra. García Gimeno insta, por tanto, a convencer a los médicos españoles de que no es verdad que no necesitan aprender inglés médico, y que no puedan hacerlo. En su opinión, “la mejor motivación para aprender inglés es la propia Medicina. Y los mejores maestros son los que mejor saben qué es lo que te interesa aprender, porque ellos mismos lo han aprendido y lo usan, y también saben en qué te puedes equivocar. Los mejores maestros son los médicos bilingües que trabajan o han trabajado en inglés. No son los profesores de inglés asesorados por médicos, sino médicos apoyados por profesores de inglés”.

Además, no aprender suficiente inglés médico también tiene sus riesgos. “Un artículo mal escrito nunca será aceptado para su publicación en una revista que se precie, un ponente con un mal inglés no queda bien ni nos deja bien ni consigue transmitir su mensaje, malentendidos lingüísticos pueden ocasionar errores médicos y el turismo sanitario se juega su reputación”, dice la Dra. García Gimeno.

Un curso útil y costo-efectivo

Teniendo en cuenta todos estos condicionantes, el curso ‘Spanish Doctors’ además cumple con los requisitos para ser útil y costo-efectivo. Realizado por un equipo de 40 profesionales, la mayoría de ellos médicos españoles bilingües que trabajan o han trabajado en países de habla inglesa, se trata del curso de inglés médico a distancia más práctico y ameno hecho de forma específica por médicos y para médicos.

La inscripción para la VI edición ya se encuentra abierta. Dirigido a todos los médicos hispanohablantes de todas las especialidades y a los estudiantes de Medicina que quieran mejorar su nivel de inglés para avanzar en su desarrollo profesional y académico, el curso comenzará a impartirse en octubre de 2015 y se prolongará hasta junio de 2016.

“Enhorabuena una vez más por su sistema. Es simplemente genial”. “Quería felicitarles porque me parece un curso muy útil y que conlleva mucho trabajo por su parte”. “Creo que hacéis un trabajo encomiable y muy meritorio con la revista y a la vez muy útil para nosotros, los alumnos de Spanish Doctors. Por favor, seguid con dicha labor, os lo agradeceremos”. Estos son sólo algunos de los comentarios que han dejado en la web www.spandoc.com los alumnos de la V edición.